La comida para cachorros y adultos no es igual. Estas son sus diferencias

Tu perro tiene diferentes necesidades alimenticias a largo de su vida. La comida para cachorros y adultos tiene componentes nutricionales diferentes.

La edad de tu perro es importante

Asegúrate de conocer cuál es la edad exacta de tu perro para darle la mejor alimentación. Recuerda que dependiendo el tamaño de tu mascota, se considera cachorro hasta la edad de 9 o 18 meses. La alimentación para perros es determinante en la transición de cachorro a adulto. Los cachorros necesitan alimentos especiales para su crecimiento. Además, estos deben aportarles cantidades mayores de energía y lograr que su desarrollo sea completo. Los adultos dependiendo su tamaño necesitan proteína o una comida que les dé mayor energía. Si logras identificar la etapa que vive tu perro, conseguir la comida adecuada será más sencillo.

Los nutrientes son diferentes

Puedes alimentar a un cachorro o a un perro adulto con diferentes tipos de comida. En el caso de la comida húmeda, lo mejor es servirla a temperatura ambiente. Así huele mejor y es más fácil que tu perro la pueda digerir. Si es seca, a tu perro le encantará por el crujido. La cantidad varía según la edad y la raza de tu mascota. Ten en cuenta que el alimento de cachorros debe ser rico en calcio, fósforo, taurina y vitaminas que estimulan su desarrollo. Para los perros adultos los nutrientes deben ser proteínas, omega 3, carbohidratos y fibra.

La cantidad depende de su edad

– Cachorros de 2 a 3 meses recibirán de 150 a 200 gramos por día en 4 raciones diarias. En este caso, se les va a administrar una dieta blanda o la comida mezclada con agua.

– Cachorros de 4 a 5 meses recibirán de 250 gramos por día en 3 raciones diarias.

– Cachorros de 6 meses de 300 o 400 gramos al día en 2 raciones diarias.

-Los cachorros de 8 meses comen de 300 gramos por día en 2 raciones diarias.

– Adulto entre 2  y 500 gramos en 2 raciones al día.

Busca la marca que ofrezca mayores beneficios a tu mascota

Primero debes tener en cuenta las necesidades nutricionales de tu mascota. Lee las etiquetas de cada marca para conocer los ingredientes y la cantidad de ellos. Además, deben tener  fuentes de proteínas, carbohidratos y fuentes de grasas.