Así es el duelo de los perros por la muerte de sus dueños

Algunos perros pueden sentir tristeza, estrés y angustia. Estos son los consejos que debes tener en cuenta para ayudarlos en esta etapa.
Así es el duelo de los perros por la muerte de sus dueños
La pérdida de sus dueños puede afectar a tu mascota. Ten en cuenta cómo puedes ayudarlo.

¿Sabe un perro que perdió a su dueño?

La respuesta es un sí contundente. Según Carolina Alaguna Cruz, médica veterinaria etóloga, pone una responsabilidad adicional en las personas que tienen un perro en casa. En el momento de la muerte de uno de los miembros de la familia deben pensar también en el bienestar del animal.

Los perros sienten la muerte de sus humanos, de los integrantes de su familia, y es probable que sea a través de su potente olfato, que es cuatro veces más desarrollado que el de las personas”.

Su potente olfato les ayuda a notarlo

Los perros son capaces de distinguir entre sustancias que segregan otros animales, incluidos los humanos, y ese tipo de olores hace que ellos pueden discriminar claramente si quien los cuidaba está vivo o muerto. También tienen la capacidad de saber si el dueño está enfermo o se siente triste. Estos animales leen muy claramente tu comportamiento.

Los perros sienten y extrañan


El también veterinario Guillermo Rico agrega que, por ser gregarios, los perros tienden a generar unos vínculos muy fuertes con su grupo familiar en donde siempre encuentran un líder al que seguir y respetar. Especialmente los perros y los gatos tienen sistema nervioso central y la capacidad de percibir y sentir emociones como dolor, miedo, ansiedad. 

“Cuando esa persona falta, claramente el animal va a notar su ausencia. Ese sentimiento va a ser más grande dependiendo de la relación que tenga con el miembro familiar que falta. Si la persona más importante para el perro es la persona que fallece, evidentemente va a sentirlo más que si es una persona distante”.

¿Cómo ayudarlos?

Lo ideal es procurar que el animal conserve su rutina diaria. Que salga, haga ejercicio, que mantenga sus hábitos de alimentación y que haga cosas nuevas.

– Si por tu tristeza y la de su animal  le permites quedarse en casa, eso podrá reforzarle su comportamiento de tristeza.

– No lo consientas en exceso porque el perro puede asociar que está bien mostrarse triste para ser mimado.

– Es importante que alguien más en el entorno familiar asuma el papel de líder y de humano cuidador del animal.

– Si notas cambios extremos en el comportamiento del animal, consulta a un especialista.