¿Crees que te pareces a tu mascota? ¡Este estudio científico te sorprenderá!

Si alguna vez te has preguntado por qué tu mascota tiene algunos parecidos a ti, tanto físicos como psicológicos, al fin conocerás la respuesta.

Las mascotas son las que más te entienden

¿Por qué encuentras en tu mascota la compañía y comprensión que a veces cuesta conseguir con otras personas? Esa es una de las preguntas que suele hacerse. Lo cierto es que ellos son incondicionales y que han llegado a tu vida para alegrarla. Pero si has pensado en compararte con tu mascota seguro te darás cuenta que comparte alguno rasgos muy similares a los tuyos.

Esto es lo que dice el estudio científico

En diferentes ocasiones, científicos y psicólogos han estudiado estas semejanzas y de hecho concordaban que sí había semejanzas físicas entre dueños y perros. Uno de los estudios fue el del psicólogo japonés Sadahiko Nakajima de la universidad Kwansei Gakuin. Él aseguró que esto se basa en  el ‘Efecto de la mera exposición’, o principio de familiaridad. Este es el causante de que las personas compren o adopten mascotas que tienen rasgos en común con ellos.

¿Qué hay de la personalidad?

El fuerte vínculo que hay con el perro, también tiene que ver con que hay una clara compatibilidad y entendimiento sobre nuestros hábitos de vida.  Un reciente estudio de la Universidad de Viena, Austria entrenaron a 132 canes junto a sus amos. Además, los analizaron con pruebas de comportamiento. Las personas también llenaron una encuesta para medir los niveles de 5 rasgos de personalidad, de acuerdo al equipo de investigación. Simpatía, neuroticismo, extraversión, conciencia y apertura. Luego, completaron un cuestionario similar sobre las personalidades de sus mascotas.

Las mascotas se comportan igual a ti

Los perros aprenden por gestos y posturas. Por eso el dueño todo el tiempo se está comunicando con su mascota. Ellos aprenden por asociación y rutinas. Si el dueño es tranquilo, su perro, gato será igual. Investigadores de la Universidad de Eotvos en Budapest, Hungría demostraron en 2015 que la personalidad del dueño y el perro es más parecida incluso que con la pareja. Dos personas que viven muchos años terminan pareciéndose mucho. Pero el efecto es mayor en los perros, sobre todo. Los gatos asumen parte de la personalidad, pero siempre mantendrán sus rasgos propios.